Diez consejos que te ayudarán a ponerte a punto para el verano

Diez consejos que te ayudarán a ponerte a punto para el verano

Los amantes de las series de televisión sabrán que en Invernalia siempre el “winter is coming”. Pero en nuestro caso no es así, nosotros no somos de los Stark y aquí en el hemisferio norte se aproxima el verano y eso significa que hay que comenzar a eliminar los excesos que a día de hoy se acumulan en nuestro cuerpo. Seguramente hiciste voto solemne de comenzar la dieta y el ejercicio el 1 de enero y probablemente jamas empezaste o ya lo abandonaste. Si es tu caso tranquil@, no todo está perdido. Desde Musculomanía vamos a ayudarte aunque recuerda, sin trabajo no hay milagros.

1.- Cuidado con confiarte, puedes acabar engordando.

Sólo hay algo peor que sentirte por encima de tu peso… ¡¡Tratar de adelgazar y acabar engordando!! No creas que es una exageración porque es más común de lo que piensas. En ocasiones cuando comenzamos a entrenar no somos conscientes del nivel real de calorías que consume nuestro cuerpo. Esto hace que nos confiemos pensando en que hemos hecho un gasto elevado y nos permitamos ciertos lujos gastronómicos que al final pasan factura. Recuerda, entrenamiento y dieta deben ir siempre de la mano de manera planificada y lo más estricta posible. No tires por un lado lo que con tanto esfuerzo construyes por otro.

2.- La verdura es tu mejor aliada.

Vamos a ser claros, ponernos a dieta es difícil porque a nadie le gusta pasar hambre. El hambre es una de las sensaciones más difíciles de controlar, incluso más aun que el cansancio o el dolor. El motivo es sencillo no podemos eliminar el dolor de un plumazo pero si podemos saquear el frigorífico. Si evitas pasar hambre habrás ganado muchos puntos para triunfar y para ello la verdura es una excelente aliada. Las ensaladas, aliñadas con tiento, son uno de los mejores platos para disfrutar cuando iniciamos una dieta, tienen un alto poder saciante y un bajo contenido en hidratos y grasas. Recuerda que la ensalada debe llevar productos de la huerta, la pechuga de pollo empanada, la salsa César, el pan tostadito, el aguacate, las frutas varias, el atún en aceite son contraproducentes. Pueden ser la excepción, no la regla

.dieta3

3.- Haz al menos 5 o 6 comidas al día.

Se trata de llegar sin hambre, o al menos sin ansia a las comidas principales del día. Si desayunas a las 8 y comes a las 15.30 es muy posible que devores lo que se te ponga por delante. Pero si incluyes una o dos comidas muy ligeras por la mañana y otra por la tarde estarás evitando llegar a las comidas principales con ganas de un atracón. Recuerda que deben ser cosas ligeras y con poco azúcar.

4.- “Una manzana al día el médico, y unos kilos, te evitaría”.

La sabiduría popular siempre a alabado las virtudes de las manzanas. Su alto contenido en vitaminas y fibras hace que sean muy sanas y su cantidad de azucares e hidratos las convierte en un excelente tentempié para media mañana o media tarde.Manzanas para dieta

 

6.- No todas las grasas son iguales.

Como norma vamos a ser cuidadosos con el consumo de grasas, ya que suelen aportar muchas calorías con un poder saciante prácticamente nulo. Pero si vamos a consumir grasas, son preferibles aquellas como el aceite de oliva o el Omega 3 procedente del pescado. Siempre con moderación

Dieta2

En ocasiones ocurre que se extiende la creencia de un determinado producto no engorda o que por ser light es tan, tan, tan bajo en calorías que podemos consumirlo sin “miedo”. Revisar la información nutricional nos hará darnos cuenta de las calorías que ingerimos y nos permitirá procesar. Si somos conscientes de que un yogur y una cucharada de aceite aportan calorías similares tendremos elementos de juicio para reducir por un lado y poder darnos un pequeño capricho por otro.

8.- No actives los mecanismos de reserva de tu cuerpo.

El cuerpo es muy sabio y esta “diseñado” para sobrevivir en condiciones mucho más duras de las que habitualmente nos rodean. Por este motivo, ante periodos largos de ayuno (cuatro o cinco horas) o cuando la dieta es muy baja en calorías, el modo “alerta” de nuestro cuerpo se activa; Se reduce la cantidad de calorías que quemamos y se aumentan las reservas de grasas, dos elementos que no favorecen para nada nuestro objetivo. Por el contrario, las comidas frecuentes y una dieta equilibrada harán que nuestro organismo se sienta “seguro” y gaste con más alegría.

9.- Quemagrasas y eliminadores de líquidos y otros suplementos, una opción a tener en cuenta.

Como ya hemos dicho antes, los milagros NO existen. No conseguirás grandes resultados por muchos suplementos que consumas. Como su propio nombre indica, los suplementos vienen a suplementar nuestra dieta y nuestra rutina de ejercicio. Son un complemento que se añade a todo un plan diseñado para triunfar. Los suplementos quemagrasas pueden actuar de varias maneras pero principalmente funcionan aumentando nuestro metabolismo o, por usar un símil automovilístico, aumentando las revoluciones del motor. Por su parte, los eliminadores de líquidos o diuréticos nos ayudan a luchar contra los líquidos que en ocasiones se acumulan en nuestro cuerpo hinchándonos como si fuéramos globos de agua. Otros aliados son los geles reductores como el Amix No Fat And Cellulite Gel que ayuda a eliminar la acumulación de grasa subcutánea en las zonas del abdomen, cartucheras y glúteos.

10.- Di adiós al alcohol

Si vas a comenzar en serio con el entrenamiento y la dieta, el alcohol debe quedar fuera de tu vida desde el minuto uno. Cuando veas una copa imagina una de esas raciones hipercalóricas que usan los astronautas cuando van a la luna. Dependiendo del tipo de bebida y sus combinaciones, una copa puede aportarte casi un cuarto de las calorías que requieres para un día. Si se trata de una celebración especial bebe con moderación y en los días sucesivos esfuérzate por seguir una dieta depurativa.

¿Habéis hecho dieta? ¿Cómo os ha ido? ¿Tenéis otros consejos? Contadnos!!

Share this:

Leave a Reply