¿Sabes cómo mejorar tu resistencia?

¿Sabes cómo mejorar tu resistencia?

A todos nos ha pasado alguna vez estar al limite de nuestras fuerzas, sentirnos fatigados, sin aliento… ¿Sabes de qué hablo verdad? No hace falta que seas un atleta profesional. Si estás bajo de forma y has tenido que darte una buena carrera porque llegabas tarde a algún sitio seguro que has echado de menos tener algo más de resistencia.

La resistencia podría ser definida como la capacidad física y psíquica para enfrentarse a un esfuerzo, sostenerlo en el tiempo y recuperarse posteriormente. Ojo, decimos capacidad física y psíquica por ambos aspectos van unidos en este ámbito. Nuestro cuerpo no podrá hacer frente al desgaste si nuestra mente no colabora.

A la hora de entrenar la resistencia existen diferentes opciones que podemos elegir en función de nuestros objetivos.

Entrenamiento Continuo: En el se realizan ejercicios de larga duración. Una buena caminata, salir a correr o nadar un buen rato son algunos ejemplos de entrenamientos continuos más comunes. La sesión media ronda los 30 minutos y en este tiempo el entrenamiento puede ser uniforme, sosteniendo el ritmo de principio a fin, o variable, modificando la intensidad en diferentes periodos.
Entrenamiento Fraccionado: En este caso intercalaremos periodos de actividad con periodos de descanso. No se trata de descansar cuando nos apetezca sino de estructurar nuestra sesión de manera que tanto los tiempos de ejercicio como los de recuperación estén marcados previamente. En este tipo de entrenamiento existen dos variables posibles a la hora de estipular los periodos de recuperación..

  • Recuperarnos totalmente: En este caso dejaremos que nuestro cuerpo se recupere al 100%. Se trata de la opción más recomendable si posteriormente vamos a realizar un esfuerzo muy exigente y queremos que nuestro organismo rinda al máximo en esa parte de la sesión.
  • Recuperarnos parcialmente: En este caso no dejaremos que nuestro organismo se recupere por completo. Como la sensación de cansancio o fatiga es meramente subjetiva lo ideal es contar con un método objetivo que nos indique nuestra situación real. Este método es el control de las pulsaciones.

Ambos métodos son complementarios y nos ayudan a alcanzar nuestros objetivos. Por este motivo es bueno alternarlos de manera que podamos gozar de las ventajas de ambos. Así mismo para aumentar nuestra resistencia existen multitud de productos que nos pueden ayudar tales como geles, barritas, suplementos a base de creatina, etcétera.

Share this:

Leave a Reply