5 errores claves que están haciendo que no adelgaces

5 errores claves que están haciendo que no adelgaces

Perder grasa… Si hiciéramos una encuesta sobre que cambiaríamos en nuestro cuerpo la mayoría de la población se mostraría encantada si pudiera perder esos kilitos que se acumulan en la barriga, el pecho, las piernas… Adelgazar es el gran objetivo de muchas personas y sin embargo muy pocas lo consiguen, tarde o temprano desisten ante la falta de resultados u optan por la cirugía. Hoy os damos algunos consejos para acabar con falsos mitos y lograr que podáis lograr vuestros objetivos.

El peso lo es todo… ¡¡ERROR!!

Fijarnos en el peso es un gran error ya que nuestro cuerpo no es una máquina. Nuestro peso varía contínuamente, sube y baja en función de la digestión, la retención de líquidos y de nuestra propia genética. Cuando comenzamos a entrenar suele ocurrir que nuestros músculos se hinchen y tiendan a retener líquidos. Además el musculo pesa más que la grasa por lo que si comenzamos a ganar masa muscular puede ser que durante las primeras semanas de entrenamiento ganes peso. Por eso nuestro consejo es que tomes otras referencias auxiliares como el indice de grasa o el volumen midiendo el perímetro de tu vientre. Además no te peses a diario, fija un día de control y concentra las pesadas y medidas en esa jornada para apreciar claramente la evolución.

 

No saber cuanto tenemos que comer de cada alimento.

Para perder peso no hay que comer sano, lo cual es muy recomendable, lo que hay que hacer es desequilibrar nuestra balanza nutricional para que el resultado sea negativo. Dicho de otro modo, hay que gastar más calorias de las que ingerimos. Por este motivo tenemos que ser conscientes de cuales son los alimentos de los que podemos «abusar» y con cuales podemos ser más restrictivos. Si tienes dudas consulta con un profesional o echa un vistazo a nuestro blog donde encontrarás más información sobre este tema.

 

Relajarnos con algunos alimentos.

Hay alimentos que son una auténtica bomba y su consumo puede marcar la diferencia entre ganar o perder peso, entre evolucionar y estancarnos. Bollería industrial, patatas fritas y aperitivos en general, dulces y golosinas, alcohol… Podemos pensar que por un bocadito o una copa no va a pasar nada pero ser laxos en este sentido nos hará tirar por la borda todo el esfuerzo que estamos realizando. ¿De verdad vas perder la oportunidad de cambiar tu vida por una copa o un donuts?

 

Basar nuestra rutina en el entrenamiento o en la dieta.

Todos conocemos a gente que dice «yo no hago dieta pero hago ejercicio regularmente» o «yo no suelo entrenar pero controlo las comidas». Si os fijáis no evolucionan, siempre están igual. Por eso ambas cosas deben ir de la mano. La conjunción de entrenamiento y dieta es la base que nos asegurará el triunfo. Eso si, no te premies por cumplir con tu obligación. Es decir, si un dia realizas un entrenamiento serio o alcanzas una meta no te des un homenaje gastronómico. ¡¡Sigue luchando!!

 

Comer menos de lo que debemos.

Nuestro cuerpo es una máquina perfecta, capaz de adaptarse a todas las situaciones de la vida. Por eso debemos asegurarnos de que comemos lo necesario ya que de lo contrario veremos como se modifica nuestro metabolismo y nuestro cuerpo se pondrá en «modo ahorro» reduciendo el gasto de calorías y acumulando en los momentos de «vacas gordas». Por el contrario debemos ser constantes, planificar nuestras comidas y no pasar hambre.

¿Y tú cuál crees que es el secreto? ¿Has caído en alguno de estos errores? ¿Conseguiste adelgazar? ¡¡Cuéntanos cómo!!

Share this:

Leave a Reply