Colágeno, tu aliado para evitar lesiones en las articulaciones

Colágeno, tu aliado para evitar lesiones en las articulaciones

El colágeno es una de las fibras proteicas más importantes para nuestro organismo. De hecho está presente en multitud de sistemas y aparatos como el locomotor o circulatorio. Lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de hablar del colágeno es que existen diferentes tipos de moléculas con sus particularidades y sus propiedades perfectamente diferenciadas.

Dicho esto nosotros nos centraremos de manera más específica en aquellos aspectos que vinculan el colágeno con la práctica deportiva que es lo que a nosotros nos ocupa.

Así el denominado Colágeno de Tipo I se encuentra principalmente en la dermis (piel), los huesos, los tendones, la dentina y la córnea. Este colágeno está compuesto por fibrillas estriadas de 20 a 100 nm de diámetro, agrupándose para formar fibras colágenas mayores. Este tipo de colágeno confiere a las estructuras de las que forma parte una notable resistencia contra el estiramiento.

El Colágeno de Tipo II es el más común en el cartílago aunque está presente en otros puntos del cuerpo. En el cartílago forma fibrillas finas de 10 a 20 nanómetros. Su función principal es la resistencia a la presión intermitente.

  • Colágeno tipo IX: Se encuentra en el cartílago articular maduro. Interactúa con el tipo II.
  • Colágeno tipo X: Presente en cartílago hipertrófico y mineralizado.
  • Colágeno tipo XI: Se encuentra en el cartílago. Interactúa con los tipos II y IX.
  • Colágeno tipo XII: Presente en tejidos sometidos a altas tensiones, como los tendones y ligamentos. Interactúa con los tipos I y III.
  • Colágeno tipo XX: Presente en la córnea, en el cartílago esternal y en los tendones.
  • Colágeno tipo XXI: Hallado en encías, músculo cardíaco y esquelético y otros tejidos humanos con fibrillas de colágeno tipo I.

Ahora que ya sabemos dónde está y para qué sirve, ahondaremos un poco más en la materia. ¿En que influye una dieta rica en colágeno? ¿Para qué sirve la suplementación deportiva con colágeno?

Como ya hemos visto el colágeno, en sus diferentes tipos, es una parte esencial de los huesos, músculos y tendones. Esto hace que una dieta rica en colágeno o el uso de suplementos deportivos refuerce estas partes tan esenciales para cualquier deportista. Esto hace que el colágeno sea nuestro mejor aliado para prevenir lesiones y dolores, si bien no debemos olvidarnos nunca de calentar y estirar convenientemente.

Aunque nuestro cuerpo produce colágeno de manera natural no siempre lo hace al ritmo que nosotros necesitamos para alcanzar nuestros objetivos deportivos. Por este motivo debemos incluir en nuestra dieta alimentos ricos en colágeno que aporten este tipo de moléculas.

 

Así la carne es la principal fuente de colágeno si bien debemos procurar que sean lo más magras posibles para evitar los efectos perjudiciales de las grasas. En este sentido son muy recomendables las de pollo y pavo y las de buey y ternera. El pescado, los huevos y los lácteos también son una importante fuente de colágeno aunque en este caso el nivel de concentración menor.

Y como nuestro cuerpo es productor de colágeno también podemos tomar alimentos que aceleren la síntesis de esta molécula. Así los alimentos ricos en vitamina C como el kiwi o la naranja nos echaran un cable.

Cuando la dieta no es suficiente…

Como ya hemos dicho, la dieta puede ser una fuente de colágeno que se una a la producción de nuestro propio organismo. Pero en ocasiones puede no ser suficiente. Si sometemos nuestro organismo a un notable esfuerzo con su correspondiente desgaste es muy posible que tengamos que suplementar nuestra dieta con colágeno sintetizado en un laboratorio. Productos que en ocasiones van acompañados de minerales que refuerzan nuestra estructura ósea y previenen los calambres y otras pequeñas lesiones.

Share this:

Leave a Reply