La hormona del crecimiento y los anabólicos naturales

La hormona del crecimiento y los anabólicos naturales

En nuestra última entrada del blog abordamos el uso de anabolizantes naturales para incidir en los niveles de testosterona en sangre. En dicho artículo que podéis leer aquí explicamos cómo la mayor parte de la testosterona que se produce en el organismo no es utilizable por nuestros músculos. De hecho sólo entre un 2% y un 4% de la hormona producida se destina al crecimiento muscular por lo que nuestro objetivo al tomar anabolizantes naturales debe ser aumentar ese porcentaje.

En nuestra entrada de hoy abordaremos la relación que existe entre los anabolizantes naturales y la hormona del crecimiento. La hormona del crecimiento conocida como HGH (Human Grow Hormone) se sintetiza en el cuerpo humano en una glándula llamada pituitaria la cual radica en la base del cráneo.

Mantener unos niveles adecuados de hormona del crecimiento no sólo va a incidir positivamente en nuestro desarrollo muscular. También tendrá efectos muy beneficiosos para nuestra salud ya que la hormona del crecimiento interviene en los procesos de creación, reparación y regeneración de tejidos, mejora nuestros sistema inmune y nos ayuda a evitar los efectos del paso del tiempo en nuestro organismo. Así, aunque nuestro principal objetivo será la mejora del rendimiento deportivo, estaremos ayudando a prevenir problemas derivados de la edad como la arterioesclerosis.

¿Cómo funcionan los anabolizantes naturales potenciadores de la hormona del crecimiento?

Los suplementos orientados a potenciar la síntesis de hormona del crecimiento van a ir orientados a:

  • Estimular la actividad cerebral acelerando la síntesis de determinados neurotransmisores como el GABA que además de mejorar la recuperación y el descanso actúa sobre la glándula pituitaria activando la producción de la hormona del crecimiento.
  • Paliar el déficit de elementos que pueden interferir en la síntesis de la hormona del crecimiento. Así carencias de zinc, magnesio y vitamina B6, provocadas por una dieta inadecuada o por un entrenamiento demasiado exigente, pueden hacer que nuestro cuerpo no produzca toda la hormona que necesita. En este sentido los suplementos denominados ZMA pueden ayudarnos a alcanzar los niveles de minerales y oligoelementos que nuestro cuerpo necesita.
  • Mejorar la calidad del sueño. Como sabéis los músculos se trabajan en el gimnasio pero crecen durmiendo. Esto se debe a que la síntesis de la hormona del crecimiento tiene lugar durante las fases de sueño profundo. Por este motivo un buen descanso es fundamental para asegurar unos niveles óptimos de hormona del crecimiento. Para mejorar la calidad del sueño, debemos tener en cuenta algunos factores que influyen decisivamente en nuestro descanso. Así es necesario que durmamos «del tirón» al  menos siete horas para que nuestro organismo pueda segregar la hormona del crecimiento (HGH). Además debemos procurar un espacio a oscuras y sin ruidos ya que la melatonina, precursora de la hormona del crecimiento, se genera cuando estamos a oscuras. Por último y respondiendo a una pregunta que nos planteáis con cierta frecuencia la respuesta es NO. Las siestas no cuentan en este cómputo de horas dormidas, ya que salvo que sean unas siestas larguisimas, en una siesta no da tiempo a pasar por los diferentes ciclos del sueño. En este sentido es preferible que aproveches la tarde para hacer todo lo que tienes pendiente y que te acuestes bien temprano.

Ahora que ya sabes cómo funcionan la hormona del crecimiento y los anabolizantes naturales que actúan sobre esta no olvides echar un vistazo a nuestros suplementos y elegir el que mejor se ajuste a tus necesidades.

 

Share this:

Leave a Reply