Bloqueadores de Hidratos de Carbono ¿Qué son y cómo funcionan?

Bloqueadores de Hidratos de Carbono ¿Qué son y cómo funcionan?

Como sabéis los que nos seguís de manera habitual, en nuestro blog solemos hablar con cierta frecuencia de proteínas, aminoácidos y otros suplementos de nutrición deportiva encaminados a ganar volumen y mejorar nuestra definición. Hoy en cambio nos vamos a centrar en uno de los suplementos menos conocidos, los bloqueadores de hidratos de carbono, los cuales pueden ser excelentes aliados para controlar nuestra dieta en momentos puntuales como la Navidad, las vacaciones o cuando estemos invitados a un banquete de boda o similar.

Para hablar de los bloqueadores de hidratos de carbono lo primero que tenemos que hacer es sentar las bases sobre su funcionamiento. Como sabéis los hidratos de carbono son la principal fuente de energía del cuerpo humano. Nuestro organismo sintetiza los hidratos de carbono y obtiene de ellos glucosa que es utilizada por nuestras células para sus funciones habituales. Dicho esto y como ya imaginareis por su nombre, la misión de los bloqueadores de hidratos de carbono es impedir que el cuerpo humano sintetice y asimile los hidratos de carbono para la obtención de energía.

Como ya hemos comentado en alguna ocasión, para perder peso es necesario que la ecuación Calorías Ingeridas – Calorías Consumidas resulte negativa. O dicho de otro modo, es necesario quemar más de lo que comemos para comenzar a perder peso precisamente este es el punto en el que los bloqueadores de hidratos de carbono nos pueden ayudar a controlar nuestro peso. Al no recibir su aporte energético la respuesta del organismo es “echar mano” a las reservas de grasa para poder realizar sus funciones cotidianas.  Si este déficit calórico se mantiene en el tiempo veremos resultados.

Por resumir: Los bloqueadores de hidratos de carbono impiden que nuestro organismo asimile los hidratos de los que obtiene su energía y obliga al cuerpo a quemar la grasa acumulada para realizar sus funciones básicas.

Dicho esto, hay una pregunta que parece lógica… ¿Qué ocurre entonces con los hidratos de carbono que ingerimos?

La acción de los bloqueadores impide la correcta digestión de los hidratos de carbono los cuales pasan por nuestro estómago e intestinos tratando, sin éxito de pasar al torrente sanguíneo. Como esto no es posible nuestro cuerpo termina considerándolos un desecho más y los elimina a través de las heces.

 

¿Existe algún tipo de riesgo si tomo bloqueadores de los hidratos de carbono?

Esta pregunta es una de las que recibimos con más frecuencia a través de nuestros perfiles en redes sociales. Los bloqueadores de hidratos de carbono son 100% seguros y presentan unos índices de efectividad muy altos. No obstante hay algunos consejos que debemos tener en cuenta para que su utilización sea totalmente satisfactoria y nos permita lograr nuestros objetivos.

  • Cuidado con el efecto rebote: Tomar bloqueadores de hidratos de carbono durante mucho tiempo puede hacer que nos confiemos porque comeremos lo que deseemos, descuidaremos nuestra dieta y sin embargo no nos pasará factura al subirnos a la báscula. Esto hará que mal eduquemos a nuestro organismos y adquiramos hábitos negativos que pueden terminar costándonos muy caros en el momento que dejemos de tomar este producto y nos llegue el temido efecto rebote.
  • Cambios en nuestro organismo: Ya hemos comentado que ante la imposibilidad de ser digeridos y asimilados los hidratos de carbono inician un periplo por nuestros intestinos hasta ser eliminados en el baño. Durante ese viaje es habitual que los alimentos fermenten provocando gases con todo lo que ello supone. No es nada grave pero, debemos estar preparados.
  • Rendimiento deportivo: Por último los deportistas deben tener en cuenta que la falta de glucosa en nuestro organismo se traduce en una merma de nuestros niveles de energía. Aunque nuestro cuerpo puede obtener energía de la grasa acumulada este es un proceso lento que puede hacer que descienda nuestro rendimiento. Por este motivo no es recomendable tomar este tipo de productos antes de entrenar.

Teniendo en cuenta todo lo que acabamos de exponer podemos concluir que los bloqueadores de hidratos de carbono son un suplemento que nos ayudará a controlarnos en momentos puntuales en los que sabemos que nuestra dieta puede saltar por los aires. Y también pueden ser un aliado de lujo para dar un empujón a nuestro progreso si queremos perder peso. Eso sí, siempre cuidando nuestra dieta y el efecto rebote.

¿Los habéis probado? ¡¡Contadnos vuestra experiencia!!

Share this:

Leave a Reply