Los electrolitos: Qué son y como mantener el equilibrio hídrico

Los electrolitos: Qué son y como mantener el equilibrio hídrico

En la última entrega de nuestro blog dábamos las primeras pinceladas acerca de la importancia de hidratarse correctamente. Hoy nos queremos centrar en la importancia de reponer los electrolitos que nuestro cuerpo va perdiendo de manera natural a través de las transpiración.

¿Qué son los electrolitos?

Los electrolitos son principalmente sales minerales que ayudan a mantener el equilibrio hídrico de nuestros células. A través de los procesos osmóticos los electrolitos regulan la cantidad de agua presente dentro y fuera de las células ayudando a mantener el equilibrio hídrico. Además de esta función vital para el desarrollo de nuestro cuerpo, los electrolitos también participan en la transmisión de las señales eléctricas que conforman los impulsos nerviosos.

En nuestro cuerpo, los principales electrolitos son: Sodio (Na+), Potasio (K+), Cloruro (Cl-), Calcio (Ca2+), Magnesio (Mg2+), Bicarbonato (HCO3-), Fosfato (PO42-), Sulfato (SO42-)

Los electrolitos son importantes porque permiten que las células (especialmente los nervios, corazón y músculo), mantengan tensiones a través de sus membranas celulares, y transporten los impulsos eléctricos (impulsos de nervios, contracciones musculares) a través de ellas mismas y otras células.

 

¿Cuáles son los efectos de la perdida de electrolitos?

Los electrolitos son vitales para nuestro organismo y debemos procurar mantener en todo momento unos niveles óptimos de los mismos.

Las causas por las que podemos perder electrolitos son muchas y muy variadas. Desde el punto de vista deportivo lo más habitual es centrarse en el tema de la sudoración pero también podemos perder electrolitos a través de la orina, del vómito y de las deposiciones (diarrea).

Si no reponemos los electrolitos que perdemos se pueden presentar diferentes problemas como arritmias, confusión, trastornos en la presión sanguínea y en el sistema nervioso y el más común en deportistas, los calambres.

 

¿Cómo reponer nuestros electrolitos?

Cuando entrenamos es habitual que bebamos agua e incluso mucha agua pero puede no ser suficiente. En casos de calor extremo, alta intensidad o larga duración debemos asegurarnos de reponer electrolitos. Esta reposición la podemos realizar de manera fácil y cómoda a través de bebidas deportivas que nos aporten las sales que precisamos. Además, si deseamos mantener el ritmo de nuestro entrenamiento o competición debemos restablecer los depósitos de glucógeno, el combustible que precisan nuestros músculos para seguir funcionando.

 

¿Tipos de bebidas deportivas?

Haciendo un ejercicio de síntesis de todo lo expuesto hasta ahora; El deportista debe mantenerse hidratado para garantizar su rendimiento y cuidar su salud. Durante la práctica deportiva aumenta nuestra temperatura corporal y sudamos para refrigerar nuestro cuerpo y en ese proceso el agua liberada en el sudor arrastra nutrientes y sales que deben ser repuestas.

 Llegados a este punto debemos reseñar que no todas las bebidas deportivas son iguales ya que en función de la concentración de sales estas pueden ser isotónicas, hipotónicas o hipertónicas.

 

Bebidas Isotónicas: Las bebidas isotónicas tienen el mismo balance de electrolitos y nutrientes que nuestro cuerpo. Esta pensada para ser fácilmente absorbida por nuestro intestino de modo que pase rápidamente a la sangre y llegue a donde se necesite. Dentro de un marco caluroso, y realizando un ejercicio intenso, o si bien se suda en cantidad, esta bebida isotónica ayudará a reponer líquidos, electrolitos y energía. De este modo retrasaremos a aparición de la fatiga y de los temidos calambres.

 

Bebidas Hipotónicas: Estas bebidas poseen un balance menor al presente de manera natural en el organímos. Esto hace que sean más fáciles de absorber lo que hace que sean ideales para momentos en los que necesitamos un plus de impulso y rendimiento.

Bebidas Hipertónicas: Son las bebidas que concentran mayor cantidad de sustancias. En ellas la concentración de sales y nutrientes es la superior en el organismo. Esto hace que para equilibrar la balanza osmótica el organismo libere agua para diluir el líquido ingerido. Estas bebidas no son nada recomendables en momentos de calor extremo o de gran esfuerzo. Están especialmente pensadas para esas situaciones en las que no es tan importante la ingestión de agua como la de nutrientes.

 

Share this:

Leave a Reply